Las demandas de infancia y adolescencia para la Carta Catalana de Derechos Digitales


Más acompañamiento y seguridad: principales demandas de la infancia y adolescencia de Cataluña para la Carta de Derechos Digitales 

La infancia y la adolescencia expresa la prioridad de garantizar la seguridad, la autonomía y el desarrollo adecuado en el entorno digital, que se plasma en la Carta Catalana de los Derechos Digitales de la Infancia y Adolescencia. Se trata de un informe promovido por la Secretaría de Políticas Digitales de la Generalitat de Catalunya, elaborado por la Fundación Ferrer Guardia, que recoge las voces de niños, niñas y adolescentes en el marco de la “Carta catalana para los derechos y responsabilidades digitales”.  

El documento fue presentado el pasado viernes 12 de abril en un acto en el Distrito Administrativo de la Generalitat de Catalunya. El acto contó con las intervenciones de Liliana Arroyo, directora general de Sociedad Digital, Maria Padró-Solanet, investigadora de la Fundación Ferrer Guardia, y con estudiantes de tres institutos participantes: IE Antaviana, IE Teresa Altet e IE Costa i Llobera.  

El informe se realizó con la participación de casi 750 alumnos y alumnas de entre 7 y 17 años de 18 centros públicos de todas las distintas veguerías de Cataluña. Con una metodología cualitativa, se permitió a los participantes expresar libremente sus actitudes, valores y percepciones sobre sus experiencias digitales, el uso de tecnologías y el grado de acompañamiento por personas referentes. 

Este estudio participativo es pionero en Europa porque, por primera vez, se incorpora la implicación de la propia infancia y adolescencia en la futura elaboración de un instrumento para la protección de sus derechos digitales.  

 

Acompañamiento y capacitación para superar brechas 

El informe revela que las condiciones de capacitación digital varían ampliamente según el entorno familiar, generando desigualdades en la participación de la infancia y la adolescencia en la sociedad digital. Al mismo tiempo, estas influyen en el desarrollo de vocaciones en el ámbito tecnológico. 

Los resultados muestran que la infancia y adolescencia catalana tienen conciencia del entorno digital, de los riesgos y oportunidades que contiene, así como de la necesidad de una capacitación y acompañamiento no restrictivo que les permita adquirir espíritu crítico para vivir plenamente el hecho digital con autonomía y confianza.  

También se evidencia que existen brechas sociodigitales relacionadas con la edad, el género, el nivel socioeconómico y socioeducativo de las familias y el eje urbano/rural, las cuales se cruzan para crear nuevas brechas. Estas desigualdades se manifiestan en las dimensiones de acceso, uso y aprovechamiento de dispositivos digitales, así como al acompañamiento recibido.  

 

Identidad digital y acceso universal a dispositivos digitales 

A partir de sus aportaciones, la “Carta de Derechos Digitales de la Infancia y la Adolescencia” propone varios derechos básicos. Entre ellos, se destaca la necesidad de disponer de una identidad digital, un mayor acompañamiento adecuado a la edad, garantizar la seguridad y protección en la red, y asegurar el acceso a Internet y a dispositivos digitales, independientemente de los recursos económicos familiares.  

Esta iniciativa busca orientar las políticas públicas y las actuaciones de los agentes educativos con el objetivo de empoderar a los niños, niñas y adolescentes para que puedan desenvolverse con autonomía, criterio y seguridad en el ámbito digital.