FFF CMIAT recollida1Imagen: Limpieza colectiva por parte de uno de los consejos de Terrassa

Los consejos de infancia y adolescencia finalizan un curso marcado por las videoconferencias a causa de la pandemia. Es el caso de los consejos de Terrassa y Sant Joan Despí dinamizados por la Fundación Ferrer Guardia, que se han tenido que adaptar al formato online. A pesar de las dificultades para realizar proyectos de forma presencial, niños y adolescentes han podido participar en la vida local de sus municipios y han desarrollado iniciativas sobre temas que les afectan directamente.

En el caso del Consejo de Infancia y Adolescencia de Sant Joan Despí, los participantes han trabajado propuestas relacionadas con las fake news, la igualdad de género y la gestión de residuos. En este sentido, el consejo de niños hizo una campaña de sensibilización sobre el género de la ropa y sobre la tasa rosa a los productos femeninos. Aparte, promovieron el reciclaje en las escuelas de la localidad y realizaron una intervención de limpieza en el río Llobregat. En cuanto al consejo de adolescentes, prepararon un guion de vídeo divulgativo sobre las noticias falsas y cómo identificarlas, a la vez que se han encargado de la difusión de la actividad del consejo.

En cuanto al Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia de Terrassa (CMIAT), cada distrito ha desarrollado iniciativas según sus criterios relacionadas con el reciclaje, la movilidad sostenible y el antirracismo. A partir del encargo que recibieron del alcalde de la ciudad, los amigos y amigas del CMIAT han realizado un mapa colaborativo para detectar los puntos problemáticos de los caminos escolares y se han llevado a cabo acciones de concienciación sobre la movilidad segura y sostenible. Para promover el cuidado del medio ambiente, los consejos organizaron una limpieza colectiva de un espacio de Terrassa, se hizo una campaña de carteles y se grabó una canción de rap con el cantante Mohi Lee sobre la importancia del reciclaje y la reducción de plásticos. Por último, uno de los distritos se autoformación sobre el fenómeno del racismo con la colaboración de SOS Racismo que ha concluido con la elaboración de guiones de cortometrajes para concienciar a la ciudadanía.

Desde la Fundación defendemos la promoción pública de la participación infantil como una vía para que niños y adolescentes puedan ejercer sus derechos como ciudadanos y tener capacidad de decisión. La pandemia no es un impedimento para que la infancia tenga voz sobre las cuestiones que afectan a sus municipios, pero hay que proporcionar espacios y acompañar para que la participación sea real y de calidad. La participación online ha demostrado que tiene ventajas para facilitar la conciliación y la inclusión de nuevos perfiles y es una herramienta que también debe quedarse una vez superada la crisis sanitaria actual.