FFG CMIAT2021 2022

La participación infantil municipal inicia el curso tomando nuevos encargos en ámbitos como los espacios de juego y el medio ambiente. Es el caso de los consejos de infancia y adolescencia de Terrassa y Sant Joan Despí dinamizados por la Fundación Ferrer Guardia, los cuales comienzan a recuperar la presencialidad una vez superadas las restricciones sanitarias a causa de la pandemia.

Coincidiendo con el Día Universal de los Derechos de la Infancia, el Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia de Terrassa (CMIAT) celebró el pasado 20 de noviembre el acto plenario de bienvenida. La concejala de Infancia y Adolescencia, Ona Martínez, realizó los encargos de este curso en los consejos formados por 140 niños y adolescentes representantes de la ciudad.

Con el lema "Cómo hacer de Terrassa una ciudad jugable y accesible", el CMIAT trabajará en cuestiones como las zonas de juego, el medio ambiente y el espacio público. Además, los representantes del pasado curso presentaron los resultados de los ámbitos desarrollados la proyección del videoclip de un rap sobre reciclaje y un cortometraje contra el racismo. También se realizaron propuestas para participar en la organización de la Fiesta Mayor de Terrassa y en el Mundial de Hockey Femenino del próximo año.

En los Consejos de Niños y Adolescentes de Sant Joan Despí, los plenarios de constitución se celebraron el 16 y 23 de noviembre en la sala de plenos del Ayuntamiento. La alcaldesa Belén García encargó a los delegados seguir trabajando en la erradicación de las violencias machistas, así como en la sostenibilidad y el medio ambiente. Los consejeros también han recibido la propuesta de implicarse en nuevos espacios de la ciudad como el aula ambiental o el skate parc. Además, con motivo del Día Universal de los Derechos de la Infancia, el municipio de Sant Joan Despí celebró una fiesta reivindicativa con actividades de ocio, recogida de propuestas por parte de niños y adolescentes, así como la lectura de un manifiesto.

Desde la Fundación reivindicamos la participación infantil y adolescente como un elemento democrático necesario que permite el ejercicio de los derechos de los menores como ciudadanos. Por este motivo, disponemos de una amplia experiencia en la dinamización de consejos de infancia y adolescencia, un espacio institucional que otorga capacidad de decisión en los asuntos de sus municipios.