El 31 de Mayo de 1906, Mateo Morral, que había hecho de bibliotecario en la Escuela Moderna, lanza desde una ventana del cuarto piso de una pensión una bomba sobre la carroza real de Alfonso XIII y de la princesa Victoria-Eugenia de Battenberg que acababan de celebrar las bodas reales en la iglesia de San Jerónimo el Real. El ramo iba directo a la carroza real, pero se topó con la línea eléctrica del tranvía y se desvió hacia la multitud que observaba la comitiva. La pareja real salió ilesa, pero hubo veintiséis muertos y casi un centenar de heridos. Mateo Morral consiguió huir de la pensión, pero días después fue detenido y se suicidó.

Francisco Ferrer Guàrdia junto con José Nakens y otros anarquistas fueron detenidos y condenados por conspiración. Ferrer estuvo más de un año en la Prisión Modelo de Madrid. La Escuela Moderna y muchas otras fueron cerradas, y aunque él fue absuelto de complicidad en el acto de Morral, aquello fue indudablemente para él el comienzo del fin. Por ejemplo, la Escuela Moderna no volverá a abrir como centro de enseñanza.

 

thumb_atemptatmorralfg6thumb_Bomba1906thumb_Mateo_morral_1906thumb_F027thumb_F026.3